miércoles, 23 de noviembre de 2011

La pared de la cama

Dentro del dormitorio, la pared de la cama suele ser la más conflictiva cuando decoramos la estancia.

Cuando tenemos poco espacio, podemos optar por prescindir del cabecero, y cambiarlo por elementos que hagan sus funciones, como impresiones digitales, tableros de DM, decorados haciendo una composición personal, o incluso que salgan del suelo y lleguen hasta el techo, sobresaliendo ligeramente a los lados de la cama. También es una buena opción, decantarnos por algún cuadro en gran formato.




Una buena idea es optar por el contraste de elementos. Cuadros con color en paredes claras, u otros muy luminosos, si son oscuras. Lo mismo sucede con el cabecero de la cama. Materiales que resalten sobre el fondo, resultarán siempre, aunque el blanco sobre blanco es apuesta segura si buscamos luz y sensación de espacio. Debemos tener en cuenta, que la mejor solución, en el caso de los cuadros, es que su ancho, o el de la composición que forman, sea muy similar al de la cama.



3 comentarios:

tránsito inicial dijo...

Me han gustado las opciones para la pared de las camas, haceis un buen trabajo en el blog.
saludos a todo el equipo.

BeSugarandSpice dijo...

Me ha encantado las ideas de los cabeceros de la cama!!Besos!

Cristina dijo...

Muy chulo . Me gustan las propuestas