lunes, 21 de noviembre de 2011

Llena de luz

Una vivienda de 108 m2, consigue parecer mucho más grande, gracias a ciertas decisiones inteligentes, tomadas a la hora de planear los puntos fuertes de su reforma. 

Nos encanta la idea de la continuidad en el espacio, eliminando tabiques, y de crear un conjunto de paredes blancas, y aportarles toques de negro puntuales. También es muy acertado, el delimitar las zonas de la casa mediante la decoración (situar estratégicamente alfombras coloridas, por ejemplo). Además, la elección de la tela de las cortinas fue perfecta, porque permite una continuidad visual entre interior y exterior.











5 comentarios:

Marisol dijo...

Me encanta este espacio por su luminosidad y por la utilización del blanco como fondo, especialmente me gusta la habitación.
Gracias por vuestros consejos y por pasar a ver mi obra.
Saludos, os sigo!

Marisol dijo...

Me encanta este espacio por su luminosidad y por la utilización del blanco como fondo, especialmente me gusta la habitación.
Gracias por vuestros consejos y por pasar a ver mi obra.
Saludos, os sigo!

Dream Whispering dijo...

genial el espacio tan luminoso aporta mucha vida al hogar!

:)

un besito*

www.dream-whispering.com

tránsito inicial dijo...

Me quedo con el recurso empleado para almacenar los libros, negras columnas donde amontonarlos. Da la impresión de que se trata de una escultura.

Poppy* Jota dijo...

que bonita la decoración! queda genial tanto colorido con las paredes blancas